LA EDUCACIÓN PARA LA VIDA

Más de una vez he experimentado esta sensación tan mágica que tiene el dibujo de acercarte a las personas ajenas, de atravesar el espacio de intimidad que cada uno de nosotros tiene, y de crear una especie de lugar común en el que no hacen falta las palabras para sentir cariño por un desconocido. 

Ancianos


Ya hace un mes que preparamos esta actividad con los alumnos.  
En la residencia de mayores nos estaban esperando para que pasáramos la mañana con ellos. 
Los alumnos, sentados frente a cada uno de los ancianos, les hacían preguntas sobre sus vidas, tomaban notas en sus cuadernos de lo que ellos les decían y finalmente trataban de hacerles un dibujo. 

Ancianos


Muchas veces me he sentido incómoda en mi profesión. Casi todos los días pienso en que formo parte de un juego sucio, más grande y poderoso que yo misma que me vapulea de acá para allá con papeles y burocracia sin sentido, que me confunde y no me da espacio ni tiempo para hacer e inventar experiencias que hagan a los chicos crecer un poco por dentro. 
Ancianos

Es difícil, además despertar interés por algo en los adolescentes, con los que comparto el día a día. Más aún cuando la administración no ayuda para nada en este sentido, pone impedimentos y relega la educación artística al cajón de los trastos inservibles e inútiles. 

AncianosPero, días como este, en el que las cosas salen bien, me reconcilian con la gente y los problemas, y me hacen pensar que aun hay hueco para la verdad.

En algún momento pensé, despues de todo, que aquello tenía algo que ver con la educación para la vida. 

“Se entra en la vejez cuando se tiene la impresión de ocupar cada vez menos lugar en el mundo. Durante la infancia y la adolescencia creemos que él es nuestro y que existe para ser nuestro, en la madurez comenzamos a sospechar que no es del todo así y luchamos para que lo parezca, se comienza a ser viejo cuando se comprende que nuestra existencia le es indiferente al mundo. Claro que siempre lo había sido, pero no lo sabíamos.”

Saramago. Fragmento de Cuadernos de Lanzarote II (1996-1997)

13 thoughts on “LA EDUCACIÓN PARA LA VIDA”

  1. Yessica
     ·  Responder

    Que bonito Inma, preciosa actividad… a ver si aprenden muchos de este tipo de iniciativas..

    • Inma Serrano
       ·  Responder

      Gracias Yessica, si que fue una experiencia muy chula. Un beso!

  2. Rosina Baena
     ·  Responder

    Ya lo sabes pero te lo digo otra vez, me parece de lo mejor que has hecho hasta ahora. Besos

  3. Cristina
     ·  Responder

    Que buena lección Inma! Felicidades x x x

  4. Eduardo Salavisa
     ·  Responder

    Que boa experiência. Há pouco tempo tive uma experiência semelhante. Invitaram-me para ensinar dibuxo a personas de 90 e tal anos.

  5. jose manzanaro
     ·  Responder

    Me gusta, me gusta, me gusta…. muy buenos los dibujos, la experiencia y como la cuentas. Felicidades.

  6. Rafael Llácer
     ·  Responder

    Cuánta gente interesante hay que trabaja y transmite. Me emocionan estas cosas!

  7. Patrizia Torres
     ·  Responder

    Sabias palabras las de Saramago, pero el texto que ilustra tus dibujos, eso que haces con tus alumnos y nos cuentas como en una reflexión en voz alta es muy importante. ¡Qué grande eres Inma!

  8. Mari Ángeles
     ·  Responder

    Me gusta el título de tu entrada "Educación para la vida".
    Poco a poco todos nos daremos cuenta de que ésta es la Educación que nuestros alumnos aceptan y asimilan. Sólo enlazando el currículum de nuestras asignaturas con Ella "vendemos" nuestro producto. ¡Arriba la creatividad!

  9. Inma Serrano
     ·  Responder

    Gracias Jose María. No tenía claro que fuese a funcionar pero la final la cosa salió mejor de lo que pensaba… Un saludo a ti también.

  10. josia
     ·  Responder

    Me parece una muy buena idea. Un saludo

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Este sitio web utiliza cookies, si continúa navegando está dando su consentimiento al uso de las mismas.Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies